La madre patria

madre-patria4.gifCon la celebración del pasado IV Congreso Internacional de la Lengua – española, por supuesto -, se reflotó en mi cabeza el asunto del latinoamericanismo, la herencia hispana y ese asunto de la madre patria, que en algunos causa una especie de urticaria.

Lo primero que encontré, cuando busqué en internet esa manida frase esgrimida por conservadores y rígidos pro – hombres de la patria, fue una página de apoyo para la comunidad argentina en España por supuesto. A partir de allí, la frasecita se repite en diversos sitios, cubanos, bolivianos, colombianos, ecuatorianos, chilenos. Todos hacen alusión, salvo algunas excepciones, al país de la anacrónica monarquía de los Borbón, de Telefónica, de Repsol y algunas otras joyas de la corona.

No goza de buena reputación formal eso de la madre patria, pero periodistas, foristas y demás transeuntes de esta autopista informática no pueden evitar invocar la figura maternal, y entonces se pueden apreciar enunciados como Luciana Salazar derrite a la madre patria, un raro fenómeno de incesto lésbico.

O ¿la madre patria o la mala madre? un artículo donde un cubano indignado se lanza con veneno contra diputados españoles y al final de un largo discurso les reprocha convertir a esa histórica madre en una malvada madrastra que discrimina a sus hijos; una especie de resentimiento nostálgico.

Algunos otros reconocen la culpa del mal hijo y se lamentan que se contagió la madre patria; de qué… de la violencia en el fútbol latinoamericano y argentino específicamente. Como si los hooligans y los ultras no existieran desde los 60s en Europa.

Y para cortar con los ejemplos pero de ninguna manera agotarlos, se encuentra esa mezcla de orgullo filial y adoración por el glamour hollywoodense, con el que se destaca “la magistral” llegada de la mejor actriz de la madre patria a la alfombra roja… El colmo del edipo acomplejado.

Pero aparte de estas, entre muchas otras citas explícitas, en latinoamerica la madre patria sigue siendo, como todas las madres, un sutil filtro para nuestras acciones culturales y sociales. Seguimos mirando mucha de nuestra vida desde sus faldas, aunque algunos reivindiquen su origen en otra nacionalidad. Al fin y al cabo, no nos declaramos hijos de África, con alguna excepción, ni incluso hijos de la tierra nativa, pese a que vivimos en ella, salvo aquellos que reconocen su herencia indígena o algunos militantes de izquierda solidarios. No es Italia ni Israel, ni Siria o el Líbano, no es Francia y mucho menos Gran Bretaña a la que miramos reclamándole atención y no son esos países los que nos ven como hijos naturales.

Han pasado más de 500 años desde que Colón pisó nuestras arenas caribeñas y España sigue siendo nuestro referente principal. Al punto de enterarnos de lo que acontece en paises vecinos a través de sus ojos.

Hace solo unos días escuché en la radio una nota con el recién nombrado canciller de Colombia. El periodista que lo entrevistaba hacía referencia a un artículo que había aparecido en El País de Madrid, el mejor diario en habla hispana, según su criterio.

En realidad, la nota había aparecido ya hacía unos días en la revista Semana de Colombia. Pero cobró “relevancia internacional” – al menos según el criterio de este periodista – cuando apareció en El País.

Estas y otras noticias de países de “no tanta importancia” para la Argentina parece que se vuelven “comentables” después que han pasado el charco y entonces regresan con el sello de garantía de los, sin duda, respetables colegas españoles.

Algo parecido escuché alguna vez que sucedía con la literatura. Un escritor regiomontano (mexicano) visitó la 32ª feria del libro en Buenos Aires y en su charla anotaba que muchas veces conocíamos de otros escritores latinoamericanos cuando las publicaciones nos llegaban desde España. Que eran muy pocos los espacios para un intercambio interamericano más directo, como era el caso por supuesto de la Feria que lo acogía. O sea, los escritores cruzaban el charco, la luchaban en España y cuando finalmente lograban su publicación o aceptación de parte de las prestigiosas editoriales españolas, garantizaban una profusa distribución en los principales países latinoamericanos.

Los periodistas latinoamericanos se consagran si ganan el premio Rey de España, cualquier escritor sueña con el premio Cervantes. En México existe el Festival Cervantino, como uno de los más grandes festivales culturales de latinoamerica. La Real Academia de la Lengua dicta su cátedra del buen español o castellano desde la península ibérica (¿por qué no mexicano en México? después de todo el Náhuatl ha aportado lo suyo, chocolate fue la palabra más querida que eligieron los niños en el Congresito en Medellín) lo que se prefiera. Sus congresos los anda realizando en distintas ciudades latinoamericanas, bajo una estricta mirada académica… española eso sí. Después de todo por aquí, los hijos hispanoparlantes somos un poco más en número que en la madre tierra.

Es justo decir que algunos personajes de este lado del agua reivindican nuestro rebelde deseo de demostrar que estamos emancipándonos con planes de conquista en sentido inverso. Escritores como los peruanos Vargas Llosa o el más novel Santiago Roncagliolo, despachan desde España. Periodistas, deportistas, actores, actrices, cantantes y modelitos de todo tipo nos dan la mano en eso y de paso aprovechan ese amplificador que es el estrado ibérico.

Pero la madre es madre y nunca abandona a sus hijos, nosotros los hermanos latinoamericanos. Por eso envía a sus emisarios modernos para que no nos pierdan pie ni pisada. Y así recibimos a Repsol, a Telefónica, al BBVA, al Banco Santander, al grupo Prisa. madre-patria2.jpg

Que maternal, la madre que nos parió!

Anuncios

3 comentarios en “La madre patria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s