Sobre libertad de prensa

Si por allá llueve por acá no escampa.

Al-Waqt (Bahrein), 8 de mayo, 2007Esta semana apareció el resultado de una encuesta que se realizó entre 235 periodistas de radio, prensa y televisión en 29 ciudades de Colombia. Fue hecha por el Observatorio de Medios de la Facultad de Comunicación de la Universidad de la Sabana durante el mes de septiembre.

Colombia sufre un grave conflicto armado. Por la añeja violencia cotidiana es sabido que la libertad de prensa está realmente limitada y amenazada, por decir lo menos. Pero algunas cifras son realmente escalofriantes:

El 89% cree que la información que recibe de las entidades del estado sobre el conflicto armado está manipulada. Las entidades que tiene mayor tendencia a la manipulación de la información que se proporciona a los medios son el Ejército, el Gobierno Nacional, la Policía y el Departamento Administrativo de Seguridad (inteligencia del Estado).

Que las principales fuerzas que intimidan la tarea periodística sean las FARC, los paramilitares, el ELN y los narcotraficantes no es sorprendente. Lo que inquieta es el 42% de los colegas que se sienten amedrentados por los políticos, el 27% por los dueños de medios y directores de medios y el 25% por los gobiernos regionales.

El 31% confiesa que han tenido que resignar sus principios éticos profesionales por miedo a perder su puesto. En el occidente del país (costa pacífica) la autocensura llega al 48%.

El 34% de los encuestados confesó que ha sido amenazado de muerte al menos una vez. El 8% seguía amenazado en el momento de la encuesta y de ellos, poco más de las tercera parte no cuenta con ninguna protección estatal.

En total el 37% ha contemplado alguna vez dejar el oficio por las presiones que sufre. En las costa atlántica la cantidad de periodistas desencantados llega al 51%.

Uuuffff, y si por allá llueve…

Me pregunté entonces cómo estamos por estas latitudes, más al sur. Mal, según Reporteros sin Fronteras. En su medición anual del grado de libertad de prensa que se disfruta en 169 países, en el 2007 los países sudmericanos se ubicaron así: Chile está en el lugar 39, Ecuador en el 56, Bolivia el 68 y recién en el lugar 82 llega la Argentina, aunque por encima de Brasil (84), Venezuela (114) y Colombia por supuesto (126).

La mayores amenazas, pese a que estamos en regímenes democráticos, son la violencia y la censura. Entre septiembre de 2006 y septiembre de 2007, de América Latina, México fue el país más peligroso, ocho periodistas fueron asesinados. En Colombia la buena noticia fue que no mataron a ningún periodista.

Y en este país dónde vivo y pretendo ejercer ¿Qué sucede? Los informes más recientes de Reporteros Sin Fronteras, del Comité para la Protección de los Periodistas, del International Press Institute y de la Sociedad Interamericana de Prensa coinciden en el aumento de lo que el IPI llama soft censorship... ¿censura blanda? Sí, así nombran a esa intolerancia del gobierno nacional a la crítica, a la descalificación grosera de periodistas y a la negativa de hablar directamente con la prensa, evitando los cuestionamientos directos. Un práctica que bloquea el libre acceso a la información de sus actividades como servidores públicos.

Además de la censura blanda y de las acusaciones de utilización de la publicidad oficial para castigar a críticos del gobierno, la suspensión de programas opositores y la no – renovación de licencias, la prensa argentina también sufre agresiones de otro tipo. Muchas de esas acciones han sido acompañadas además de intimidación física. En los primeros 9 meses de este año 34 periodistas habían sido víctimas de violencia, con frecuencia cometida por políticos, funcionarios o policías, según Reporteros Sin Fronteras.

La mayoría de estos hechos ocurren en ciudades del interior donde la repercusión nacional es poca, salvo que sean corresponsales de medios nacionales o que sucedan en provincias que por mérito de alguno de sus nativos tenga repercusión nacional, como es el caso de Santa Cruz, de donde proviene la familia presidencial. Tales son los casos de Juan Cruz Sanz, ampliamente explotado, difundido y seguido por su propio medio; y el más reciente de la periodista Adela Gómez que fue herida mientras cubría una protesta gremial en Caleta Olivia.

Otros no tienen tanta suerte, me parece. Hace poco en el blog Un periodista dice del periodista cordobés Sergio Carreras leí sobre la agresión verbal y física que sufrió el periodista Fernando López por parte de un diputado provincial en San Pedro de Jujuy. En su post cuestionaba la poca atención nacional que tenía esa denuncia frente a otra de Canal 13 que se publicó en diarios nacionales, se denunció en televisión y radio y que implicaba al corresponsal de ese medio en el aeropuerto internacional de Ezeiza. Con la duda fundada, en este último caso, de que se trataba más de un conflicto de intereses privados con directivos del canal, como quedó evidenciado en esta entrevista de MDZ On line.

Y aquí me pregunto, en un país de tantos feudos, ¿cuántos más casos como el de Fernando López existirán de los que nadie se entera?

Y ¿Cuántos de nosotros, trabajadores de medios, ejercemos con total libertad? Sin pensar en que podemos perder nuestro medio de subsistencia y mucho menos que nos pueda pasar lo que le sucedió a Tomás Eliaschev cuando reclamó ante el propio sindicato que lo debería representar.

¿Cuántos somos instrumentos útiles de fuerzas que nada tienen que ver con el principio fundamental de informar con veracidad y a conciencia?

¿Hay algún sondeo en las salas de redacción argentinas para tomarle el pulso a la libertad de prensa ?

Al-Ayyam (Bahrein), 3 de mayo, 2007

Anuncios

Un comentario en “Sobre libertad de prensa

  1. En Argentina (como en tantos otros países latinoamericanos) no hay “libertad de prensa” sino “libertad de empresa”. Todos los medios pertenecen a algún grupo con intereses económicos y políticos.
    Me da risa cuando algunos periodistas para alejarse de ese concepto se autodenominan “periodistas independientes” ya que considero que la independencia de criterios es una propiedad esencial del periodismo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s