Contra la guerra

iamgen-en-profesionalespcmorg.jpg

Estos últimos días me he sentido apabullada por los que ha sucedido entre Colombia, Ecuador y Venezuela. Y estoy un poco paralizada.

Mañana 6 de marzo hay una marcha contra los crímenes de estado, de los paramilitares y de la parapolítica, convocada por el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado – MOVICE –.
Este post que he comenzado a escribir varias veces en estos últimos tres días, iba a tratar sobre la justicia de hacer visibles a los ignorados de la violencia, aquellos campesinos, militantes de derechos humanos, sindicalistas, líderes comunitarios y población civil en general que ha sido víctima de la ultraderecha en Colombia, apañada en muchos casos por agentes y funcionarios estatales.

Pero la intención se me ha diluído entre las declaraciones provocadoras, contradictorias y manipuladas del gobierno de Uribe, disfrazadas de disculpas y justificaciones inaceptables de lo que fue una clara violación y agresión cuando invadió y bombardeó territorio ecuatoriano.

Inaceptables porque los argumentos con los que ahora defienden la posición colombiana es el resultado de una acción prepotente e ilegal. Hablo de las pruebas que supuestamente se encontraron en computadores de la guerrilla sobre los nexos y el cobijo de Ecuador y Venezuela a las FARC.

Más allá de las acusaciones puntuales que habrá que probar, no solo era público que la guerrilla venía dialogando con el gobierno venezolano, sino que desde hace años se sospecha que la guerrilla traspasa las fronteras para refugiarse. Declaraciones de Luis Eladio Pérez, uno de los recién liberados, así lo demuestra. Pero no solo él, antes otro secuestrado que estuvo en poder de la otra guerrilla activa, el Ejército de Liberación Nacional, declaró que su cautiverio de 20 meses, transcurrió en la selva venezolana cobijado por un pacto de no agresión con el gobierno de ese país.

Existen además numerosos artículos de prensa que prueban que al menos las sospechas existían desde hace años. Éste, éste, éste o éste otro, por ejemplo.

Por lo tanto, y con seguridad, es un tema que los gobiernos deberían tener ya en agenda. El asunto es lo suficientemente grave para que fuera parte del temario de cualquier reunión bilateral. Sobre todo cuando existen o existían mecanismos técnicos, políticos y militares de coordinación, encargados entre otras cosas de desarrollar las llamadas Médidas de Confianza Mutua…discurso puro, parece…

Con esto quiero decir, ¿Por qué si Colombia mantiene vínculos formales de diálogo con sus vecinos, ejecuta medidas inconsultas y luego acusa para defenderse? Me parece que ignorar las vías de entendimiento que el mismo Estado tiene, es un argumento más que refuerza la vocación guerrerista de este gobierno, que quiere imponer su lógica a cualquier precio.

Y el precio de la guerra también lo han pagado las víctimas de masacres perpetradas por paramilitares y militares como ésta, recientemente demostrada, o ésta otra. Los más de tres millones de desplazados que, además, aumentaron en el último año. Las víctimas de políticas que en el mejor de los casos, son tolerantes con las atrocidades de los paramilitares. Los miles de desaparecidos que ahora están ‘apareciendo’ en fosas comunes, gracias a la confesión de paramilitares que andan negociando sus condenas.

sin_olvido-en-pangeaorg.jpg Y por eso, aquí vuelvo a la intención original de este post.

Por los muertos, por los que quedamos y en contra de las políticas de guerra y de quienes quieren hacer prevalecer la lógica militar, hay que respaldar la marcha de mañana. No vamos a cambiar mucho, pero no hay que guardar silencio cuando se tiene la oportunidad.

Aquí, las ciudades del mundo donde se han programado las marchas. En Buenos Aires se harán dos eventos, en la Plaza San Martín a las 11 de la mañana y en el Obelisco a las 17:00 horas.

En Argentina cuenta con el respaldo de Madres de plaza de Mayo – línea fundadora – y de Adolfo Pérez Esquivel a través de la Comisión Ética de la Verdad en Crímenes de Lesa Humanidad.

No conozco a los organizadores locales y como esta vez no contamos con la invitación formal del Consulado de Colombia en Buenos Aires, como para la pasada marcha contra las FARC, tampoco hubo mucha difusión. Veremos quien aparece…

wiphala-en-katariorg.jpg P.D. Más información en la página de MOVICE, en la que también se podrá encontrar el respaldo de intelectuales como Noam Chomsky y James Petras.

Anuncios

3 comentarios en “Contra la guerra

  1. Concuerdo, deb, está claro que Uribe invadió territorio ecuatoriano y después mandó lo de los guerrilleros y el acuerdo con Chávez. Si es así, por qué no lo discutió antes con los gobiernos de Ecuador y Venezuela? No es demasiado casual que justo ahora, que los negociadores franceses estaban a pocos kilómetros del hombre asesinado (que negociaba con ellos), se les haya ocurrido matarlo? No será Ingrid Betancourt una carga demasiado pesada para el paramilitar Uribe? Es más, si la liberaran, habría que ver bien en qué condiciones, porque este criminal es capaz de mandarla a matar y echarle la culpa a las FARC o a Chávez.

    Me gusta

  2. Ahhh, amigo Peralta. Es una carga demasiada pesada. Sí. Pero también le ha servido para desviar la atención de la gran masa que lo apoya. La gente no lo está juzgando por el gran escándalo de la parapolítica que tumbó a su canciller, tiene 40 congresistas (todos uribistas) presos y sospechados de apoyar a paramilitares, etc etc. Sino que solo está viendo su “efectividad” para acabar con la guerrilla y así poder viajar tranquilos por las carreteras.
    La presión por los secuestrados comenzó cuando más estaba viendo comprometido su gobierno en el escándalo. De ahí que su nuevo canciller fuera un secuestrado que escapó a las FARC. Todo el foco está ahí.
    Pienso que si liberan a Ingrid Betancourt de buena manera ahora, es un punto para Uribe porque cedería la presión – que ya está siendo muy larga y se le enredó con Chávez en el medio – para un canje humanitario. Para las FARC es su carta máxima. Por ella comenzó la presión internacional que les dio visibilidad, la única piedra en el zapato a la política de seguridad democrática, que internamente tiene un apoyo aplastante. (Bueno, ahora la otra piedrita son los demócratas en EU que no quieren aprobarle el TLC y a quienes quiere agradar a toda costa).
    Si se les muere por enfermedad también gana Uribe, ahora si muere por balas, implicaría un enfrentamiento. A eso, es obvio que aún no se arriesga aunque quisiera culpar a las FARC. Con este operativo se desmostró que los pueden ubicar, los pueden matar, pero no pueden aún realizar mascaradas fácilmente. Y a Ingrid la deben tener muuuuy custodiada y quizás fuera del territorio colombiano. Luis Eladio Pérez que estaba con ella confirmó que estuvo un tiempo en territorio ecuatoriano.
    Me parece que ese costo aún no lo tiene tan ponderado.

    ppufff!!! Y pensar que estamos hablando de vidas humanas…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s