Una noche con dolor de cabeza

He sido una inconsciente la mayor parte de mi vida. Hasta ahora. Ahora soy consciente de lo que hago con ella. Antes sentía una liviana felicidad y mis tristezas eran escándalosas pero cortas. Algunas cosas reales pasaban por mi lado sin tocarme, otras que me tocaban y rebotaban.

Una rendija en la superficie debió llegar a lo profundo porque hoy mis felicidades son cortas e intensas y mis tristezas, soterradas pero eternas. ¿Vivo mejor? No lo se. Más coherentemente, sí.

x$%$&&2&%$&@* sicoanálisis!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s