Poesía

Leer poesía en solitario, sin referencias, sin deudos, paulatinamente, sin afán y sin orden. Su fascinante sorpresa se reparte en el tiempo.
La belleza llega por goteo,
invade con lentitud el alma
y es mía, solo mía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s