La Paz de la Seguridad Democrática

Después de 8 años de “seguridad democrática” y de que tanta gente me diga que ahora se está mejor en Colombia, ¿Quiero que me expliquen cómo es que seguimos ocupando estos vergonzosos lugares:

Colombia ocupa el puesto 138 entre 149 países medidos en 2010 por el ranking Índice Global de Paz (IGP). Es el país más violento de América y uno de los más violentos del mundo, solo superado por 11 países, Corea del Norte, Congo, Chad, Georgia, Rusia,  Israel, Pakistán, Sudán, Afganistán, Somalía y en último lugar Irak.

El Índice de Paz Global 2010, elaborado por el Instituto de Economía y Paz examina 23 indicadores, entre los que están la tasa de criminalidad, el gasto en defensa, los conflictos con estados vecinos, el respeto por los derechos humanos, acceso de la población civil a armas, población carcelaria, cantidad de  gente desplazada, etc.

También se relacionan otros indicadores como participación política, libertades civiles, inequidad de género, libertad de prensa, desempleo y percepción de corrupción, entre otros indicadores sociales y económicos.

Este es el resultado. Esta es la continuidad que parece volverán a votar el próximo domingo, los colombianos que  depositen su voto por Juan Manuel Santos.

Explicaciones II

Pagina 12La maratónica gira del presidente colombiano por Suramérica para tratar de  explicar por qué está prestando territorio de nuestra Locombia para que los Estados Unidos aumente su presencia militar multiplicada por siete en estas latitudes, no convenció. Pese a las moderadas manifestaciones “respetuosas” a los asuntos internos colombianos de parte de Paraguay y Chile, y al abierto respaldo de Perú, ningún otro país recibió con sonrisas al único gobierno de la región que además, digámoslo delicadamente, le abrió una puerta al gobierno del golpista hondureño Roberto Micheletti, aunque después haya salido a desmentirlo.

Salvo que quiera dividir las aguas en la región, una actitud que va en contra de la fortalecida integración latinoamericana de los últimos años y que por supuesto beneficia a los países desarrollados y específicamente al gobierno de los Estados Unidos, y que pese al simpático Barack Obama, sigue considerando a nuestro continente como su natural patio trasero, no se explica porque Uribe no se ahorró esos pesitos, esas largas horas de avión y repetir un discurso que hubiera podido dar una sola vez en la próxima Cumbre de la Unasur en Quito.

Dividir los intereses regionales y evitarse lo que por supuesto se perfilaba como un casi unánime cuestionamiento regional en su propia cara o en la de su canciller. Ninguno asístirá a la Cumbre. Y mucho menos cuándo se llevará a cabo en territorio ecuatoriano, el mismo que ordenó bombardear hace poco más de un año; en ese momento sí, haciendo caso omiso de la tan embanderada “soberanía”, para cuando conviene.

Bueno, esto me salió como un borbotón. En realidad, solo quería compartir el monito, o caricatura que llaman, publicado hoy en el diario Página 12 de Buenos Aires. Me pareció genial porque sintetiza el muy extendido concepto que se tiene del triste papel que Uribe parece estar teniendo en la región. Ya lo dijo un legislador brasilero: ¿Por qué traer la Guerra Fría a Sudamérica?”


6 años después, ¿Seguridad… democrática?

Masacre en Colombia de Fernando Botero
Masacre en Colombia de Fernando Botero

Hace rato no tocaba temas de ese país que es el mío, ese que alguien alguna vez re – bautizó Locombia. En parte porque a veces quiero que la vida trascurra con ánimo sosegado, y allá todos los días pasan cosas que desafían la tranquilidad y arrastran, en el mejor de los casos, a una angustia callada. Y por otro lado, porque esta otra realidad, en este otro país – Argentina – no por menos convulsa deja de atropellarme cotidianamente.

Me pregunto, ¿qué dirán hoy aquellos que argumentan el poder viajar tranquilamente por carretera en vacaciones, para explicar lo mejor que se vive en Colombia con Uribe?

Qué dirán cuando despues de 6 años de la famosa política de seguridad democrática, los datos (artículo de Semana) muestran que las bandas organizadas, algunas nuevas, otras de desmovilizados del paramilitarismo rearmado, y algunas más que responden al narcotráfico, tienen el país así:

imgarticulo_t2_58090_20081126_124520

imgarticulo_t2_58088_20081126_124423

Para aclarar: Las Águilas Negras son bandas criminales emergentes que, según las autoridades, son responsables de amenazas contra sindicalistas, concejales, profesores, periodistas, funcionarios de Personerías y Defensorías. Es obvio, como dicen los investigadores de la Corporación Arco Iris, quienes hicieron este relevamiento con información oficial y trabajo de campo, que su interés no es meramente criminal, tienen un evidente interés político.  La organización de Don Mario, está compuesta por ex paramilitares que no se desmovilizaron o se salieron de la negociación para su desmovilización. Don Mario está considerado el narcotraficante más poderoso, tanto que lo comparan con el mismísimo Pablo Escobar. La Organización al Servicio del Narcotráfico, así en mayúscula, ni necesita explicación. Sus representantes más conocidos parecen ser Los Rastrojos y Los Machos.

imgarticulo_t2_58089_20081126_124452

imgarticulo_t2_58093_20081126_153430

Pero además algo que me preocupa especialmente de este informe es esta conclusión:

Algunas zonas de influencia de los paramilitares están en los 60 municipios del programa gubernamental llamado “Consolidación Social del Territorio”, que buscaba recuperar la institucionalidad en zona de conflicto. La presión militar para perseguir a las “bandas criminales” no es tan intensa en estas zonas, como sí ocurre en las áreas donde operaba el Plan Patriota contra las Farc.

Y aquí vuelvo y cuestiono de nuevo a los defensores a ultranza de la política represiva de Uribe, ¿la tolerancia cero y la mano dura es para quien?

Porque mientra estas “banditas” vuelven a pulular por el país, veo esta otra noticia:

La Fiscalía 12 de la Unidad Antiterrorismo, la misma que hace un mes ordenó de manera insólita revisar las bases de datos de las universidades Distrital, Pedagógica, Libre, Nacional y el Sena, en desarrollo de una investigación por supuestos nexos de estudiantes y profesores con la guerrilla, también fue la que solicitó la interceptación de 152 correos electrónicos, entre los que figuran los de prestigiosos columnistas, periodistas, académicos, organizaciones de derechos humanos y ni más ni menos que la actual secretaria de Gobierno de Bogotá, Clara López Obregón.

Para los que no conocen, todas las universidades mencionadas son públicas, la Nacional es la principal del país, como la UBA en la Argentina o la UNAM en México. Según vi además en la lista hay directores de cine, el decano de Economía de la universidad de Los Andes (privada), en otros tiempos “alma mater” de peso político en diversos gobiernos (en éste se ve que no), escritores y hasta un funcionario de Naciones Unidas.

Y me pregunto y les pregunto de nuevo, ¿de verdad se sienten seguros y en democracia?

el-cazador-de-fernando-botero1
El Cazador de Fernando Botero

Angustia de país

//atrabilioso.blogspot.com/2007/03/hay-que-seguir-la-ruta.html

Los que me conocen saben que soy anti uribista desde sus inicios, nunca estuve de acuerdo con sus ideas autoritarias, con su propuesta de seguridad democrática y otras medidas de mano dura por encima de la justicia social. En ese momento, no sabía lo que salió a la luz con el libro de la ex diva Virginia Vallejo y su relación narco- mafiosa, aunque sí presumía sus nexos con fuerzas paramilitares.

Aún así, no deja de asombrarme las facetas que día a día salen a la palestra de quien yo creía de ultra – derecha y sí con algunas relaciones oscuras, pero lo suponía todavía con pudor político para no expresar esta mostruosa insensibilidad ante la tragedia de buena parte de la población para quien dice gobernar.

Confieso que tampoco soy chavista, porque no me gustan los cantos de sirenas y tengo una resistencia visceral a las grandilocuencias y al discurso que vende “yo soy del pueblo y por eso los entiendo, hagamos la revolución…siganme, soy el elegido”.

Siendo anti uribista, también descreo de la “generosa mano” de Chávez, ambos tienen el mismo estilo efectista en sus discursos, que apunta a crear efervescencia nacionalista, mientras planean y ejecutan su proyecto mesiánico para mantenerse en el poder. Justamente Tanto Uribe como Chávez tienen esa idea estúpida de …el que no está conmigo es enemigo del pueblo y defiende a los terroristas (Uribe) o son burgueses oligarcas (Chavez).

Ninguno cree en un sistema democrático, sino ¿por qué piensas entonces que todo ser iría al tacho sin la presencia única de ellos? Toda su fuerza política recae en la persona y no en su propuesta política.

Serían democráticos si gobernaran de acuerdo a sus ideas, pero conciliando y no polarizando con palabras incendiarias. En ambos países ambos son muy populares pero también son rabiosamente atacados por una gran parte de la sociedad. Y los chavistas no me digan que son solo los ricos y burgueses, estamos en Latinoamérica, no tenemos tan extendida la prosperidad!!

Serían democráticos si defendieran al estado y la constitución y no lo y la manipularan para eternizar su proyecto personal.

Serían democráticos si respetan al contrario, debatieran con argumentos y no solo descalificaran a los opositores.

Pero esta semana tengo una gran angustia interna ante el resultado de este acto fallido que fue la mediación de Chávez por los secuestrados. Ante la fría y calculada jugada del Presidente Uribe para acabar con este intento de acuerdo humanitario, con dolor que solo puedo llamar nacional o patrio o de la tierrita que me hizo ser lo que soy en esencia, – la verdad, no se como llamarlo sin parecer patriotera -, solo puedo, muy a mi pesar, reconocer que Chávez tiene razón.

Necesitamos un presidente más digno.

Alguien que al menos considere la angustia de un padre, un hermano, un esposo, una madre que tienen a sus hijos, hermanos y parejas secuestrados hace 5, 7, 10 años, por encima de una caprichosa y rígida idea de seguridad.

Alguien que tenga un mínimo de humanidad y generosidad con los cientos de colombianos que se están pudriendo en la selva.

Alguien que le exija y no permita a las guerrillas seguir delinquiendo bajo el falso manto de la justicia social y que al mismo tiempo no tenga miramientos con la lacra de extrema derecha que se ha infiltrado en la sociedad. Pero… qué se puede esperar, así comenzó su mano dura, patrocinando cooperativas rurales de autodefensa… Convivir se llamaron…! Y ahora les está echando una mano de impunidad con la lamentable ley de Justicia y Paz.

Hoy estoy de acuerdo con Chávez, fue utilizado para un fin mezquino y egoista.

Supongo que no tengo excusa para mi ingenuidad. Qué podía esperar, me dirán… la verdad, no lo se. Pero seguro no me esperaba que la vida de personas – o mejor su muerte lenta – y el dolor desangrante de sus familias, estén por debajo de orgullos personales y avaros como los que reflejan estas declaraciones del ministro de Defensa ante la insistencia de Chávez para que entreguen pruebas de vida:

…expresó que esas pruebas de vida no son necesarias para continuar las negociaciones con las FARC.


“Nosotros todos sabemos que aparte de los once diputados que fueron asesinados por la guerrilla, los demás están vivos. No se requieren pruebas de vida para hacer el intercambio”, manifestó.

Hay canales de comunicación con las FARC y esperamos usarlos.

Hace cinco años están en el poder y desde hace 10 años hay gente secuestrada!!!! ¡¿puede haber tal cinismo?!

Mi única conclusión es que se está apostando la vida de gente en una maraña de peleas de poder y egos a escala presidencial.